Cultura contemporánea y ruralidad

Situado en la merindad de Sangüesa, el municipio está compuesto por un concejo, Ayesa (sede del ayunta-miento); un lugar habitado, Moriones (antigua capital); y un lugar deshabitado, Ezprogui, que da nombre al conjunto del municipio. Incluye también en su término “La Vizcaya” y sus ocho pueblos (Loya, Sabaiza, Usumbelz, Guetádar, Julio, Arteta, Gardaláin y Arangoiti) integrados en una gran finca del Patrimonio Fo-restal de Navarra.

Ayesa / Ezprogui

Taxio Ardanaz
(Pamplona 1978)

Trabaja en torno a las manifestaciones plásticas generadas en determinados procesos históricos de conflicto para desarrollar una investigación basada fundamentalmente en la pintura y su componente instalativo.

Licenciado en Bellas Artes por la Universidad del País Vasco, ha ampliado su formación con artistas y comisarios como Itziar Okariz, Esther Ferrer, Andrés Duque, Julie Mehretu, Miroslaw Balka o Peio Aguirre. En los últimos años ha realizado residencias en Italia (Real Academia de España en Roma), el Kurdistán Iraquí (Amna Suraka), Cuba (Artista x Artista), Austria (Kunsthaus Bregenz) y México (Oficina de Arte).

Ha expuesto individualmente en Pamplona –El Sario, UPNA (2021)–; Madrid –Tabacalera Promoción del Arte (2017)–; Bilbao –Galería Carreras Múgica (2017), Sala Rekalde (2014)–; La Habana –Artista x Artista (2016)–; y Ciudad de México –Ateneo Español de México (2012)–. Entre otras exposiciones colectivas, destaca su participación en “Complexo Colosso”, CIAJG, Guimarães, Portugal (2021).

PROYECTO: CABALGA, CABALGA

Vamos a hacer una película como las que se hacían al principio, en tiempos del cine primitivo. Con un plano fijo predominante donde sucede la acción, donde el paisaje humano – o tableau vivant- se transforma siguiendo la trama. Sin embargo, los referentes durante el proceso de trabajo serán del teatro: empezaremos con el teatro imagen (del teatro del oprimido), pero podríamos llegar al teatro del absurdo, nunca se sabe.  

Será una creación colectiva que vamos dando forma entre todas: determinar un elenco de participantes, preparar un guion, identificar a los personajes, buscar las localizaciones, una banda sonora… Nos acompaña en este camino la artista Marión Cruza.  

octubre 8, 2021

AYESA/EZPROGUI / Testimonios de vecin@s

«Ha sido un precioso viaje del que nunca supimos el destino final.Y sin embargo nos embarcamos confiados, alegres, queriendo disfrutar del trayecto y de la compañía. Y lo conseguimos. En parte porque los capitanes de nuestro barco nos supieron llevar mar adentro y en parte porque nos dejamos guiar por ellos. El caso es que, casi sin darnos cuenta, nos presentamos delante de más de 50 personas para contarles, sin apenas palabras, cómo había sido nuestro camino. Y en ese momento todo cobró sentido, todo se colocó en su lugar. Gracias a todos los que me habéis acompañado en esta travesía. Ha sido un bonito viaje. Ahora… a por el próximo!!!!»

«He de decir que me costó bastante entender el performance que decidieron hacer en nuestro pueblo y trabajé en él con incertidumbre casi hasta el final del proyecto, sin saber qué podía salir.
Quizás porque el concepto de arte no lo entiendo como los verdaderos artistas. Pero después de que me hice con el ambiente de trabajo, tengo que decir que me sentí muy cómoda en todos los talleres que hemos ido trabajando hasta llegar al final, y han sido muy enriquecedores para nuestro pueblo de Ayesa en cuanto a historias contadas, convivencia vivida y sobre todo, muchas risas durante todo el tiempo de trabajo. También es verdad que Taxio primero, y después Marion, nos lo fueron poniendo muy fácil. ¡Gracias por todo lo vivido!»

«El proyecto promovido en Ayesa / Ezprogui ha sido realmente fructífero. Taxio y Marion nos repetían constantemente que no era tan importante el resultado final como el proceso creativo; a nosotros nos costaba entenderlo y anduvimos durante varias sesiones bastante perdidos, aunque confiando en los artistas que nos guiaban. Lo cierto es que sí se ha dado un resultado final, pero no es menos cierto que hemos disfrutado mucho de los talleres que configuraban el proceso. Ha sido un rememorar cosas antiguas a la vez que nos situábamos en el presente; un comprender, aceptar y agradecer todas las ideas y propuestas de todos los componentes del grupo, llevándolas hacia un fin creativo que no teníamos muy claro, pero que Taxio y Marion sí. Ambos han sabido contagiarnos su entusiasmo por lo que estábamos haciendo y nos sentimos agradecidos por ello. A la vez ha supuesto un motivo de convivencia entre generaciones, de aprendizaje unos de otros (sobre todo de los más mayores) y de unión y buen ambiente. Por todo ello el resultado se puede calificar de muy positivo».


Síguenos en nuestro blog...